201811 Canarias busca ser líder en transición energética de las RUP europeas
Canarias busca ser líder en transición energética de las RUP europeas
13 noviembre, 2018
201811 Las Dunas de Maspalomas recuperan más de 12.000 m3 de arena
Las Dunas de Maspalomas recuperan más de 12.000 m3 de arena
15 noviembre, 2018

España impedirá en 2040 la venta de coches diésel y gasolina

201811 España impedirá en 2040 la venta de coches diésel y gasolina

España quiere prohibir la circulación de vehículos diésel, de gasolina e híbridos por ley a partir del año 2040, no permitiendo su matriculación y venta de turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones “directas” de dióxido de carbono. Esta medida se recoge en el borrador de la Ley de cambio climático y transición energética que prepara el Gobierno, según han informado fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco). Una ley que prevé que las energías serán 100% renovables para 2050.

España impedirá en 2040 la venta de coches diésel y gasolina

La ley que prepara el Ejecutivo pretende asegurar el cumplimiento del Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático y garantizar la total descarbonización de la economía española en la segunda mitad del siglo XXI. Según las previsiones con las que trabaja España, en el año 2050 estaría prohibida la circulación de todos los turismos que emiten de forma directa dióxido de carbono.

Esta futura Ley de cambio climático y transición energética que prepara el Gobierno establece que el sistema eléctrico español se deberá basar exclusivamente en fuentes renovables en el año 2050, y en una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de al menos el 90% con respecto a los niveles de 1990.

La ley se fija dos referencias temporales. Así, en 2030 el Ejecutivo quiere que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan un 20% respecto a 1990, que el sistema eléctrico cuente con un 70% de generación a partir de energías de origen renovable y mejorar la eficiencia energética.

Para 2050, las emisiones de gases invernadero se deberían reducir un 90% respecto a los niveles de 1990 y el sistema eléctrico se debería basar exclusivamente en fuentes renovables.

La ley irá acompañada de varios instrumentos de planificación “transversales” como los Planes Nacionales Integrados de Energía y Clima o las Estrategias de Bajas Emisiones a 2050 de la economía española.

La normativa prevé también entre 2020 y 2030 la instalación de un mínimo de 3.000 megavatios de potencia al año en instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de energía renovable.

Fin al uso de combustibles fósiles en España

El Gobierno quiere poner fin definitivamente al uso de combustibles fósiles que generan emisiones de gases invernadero (como el carbón) y ha planeado que cuando entre en vigor la ley ya no se otorgarán nuevas autorizaciones para realizar actividades de exploración, permisos de investigación ni concesiones de explotación de hidrocarburos.

Tampoco se podrán desarrollar actividades de “fractura hidráulica” (“fracking”) para la explotación de hidrocarburos, según la futura ley, que establecerá que las actividades vigentes para estas actividades no podrán seguir más allá del año 2040.

La norma que prepara el Gobierno prohibirá el establecimiento de nuevos subsidios o incentivos económicos que favorezcan el consumo de combustibles fósiles, y prevé que la Administración General del Estado no realizará inversiones en participaciones o instrumentos financieros cuya actividad incluya la explotación, la extracción o el procesado de combustibles fósiles.

El Gobierno tiene prevista una “hoja de ruta” para que el sector público estatal se desprenda de sus participaciones en empresas que desarrollen actividades relacionadas con los combustibles fósiles, así como fomentar el biometano y los combustibles sintéticos de origen renovables.

“Estrategia de transición justa”

La Ley, según las mismas fuentes, irá acompañada de una “Estrategia de transición justa” con medidas que aseguren un tratamiento “equitativo y solidario” para los territorios y los trabajadores de los sectores más afectados por esa transición hacia una economía baja en carbono.

Entre las medidas para potenciar la reactivación económica en esos lugares, el Gobierno ha previsto la firma de “contratos” en los que participen las administraciones públicas, las entidades locales de las áreas geográficas “vulnerables”, empresas, sindicatos, universidades, asociaciones o las ong.

Al menos el 20% de los Presupuestos Generales del Estado deberán tener un impacto positivo en la lucha contra el cambio climático, según el borrador de la Ley que prevé que un porcentaje de los ingresos procedentes de las subastas de derechos de emisión de gases de efecto invernadero se deberán destinar a asegurar esa “transición justa”.


Fuente: rtve.es

Shares

1 Comment

  1. […] prestigiosa revista internacional ‘Nature’, en su edición de Cambio Climático, publica un trabajo de investigación sobre la acidificación del océano, en el que ha participado […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR