lavado-de-manos-fluyecanarias
El lavado de manos salva vidas. Y te regala una GOPro Hero Session en Instagram
19 octubre, 2016
ahorra-ayuda-al-planeta-y-llega-a-fin-de-mes
Ahorra, ayuda al planeta y llega a fin de mes
31 octubre, 2016

Tu lavadora contamina el mar y no estamos haciendo nada por remediarlo

sabes-lo-que-contamina-tu-lavadora-fluyecanarias-3

En cada ciclo de lavado, tu lavadora contamina el mar con más de 700.000 fibras de microplásticos, según un estudio de la Universidad de Plymouth en Reino Unido. Un verdadero problema de sostenibilidad para Canarias, por nuestro particular ecosistema marino y el turismo de playa, como ya te comentamos en nuestro polémico artículo, “Cómo nos afecta el grave problema de los microplásticos en Canarias“, que no deberías dejar de leer.

¿Sabes cuánto contamina el mar poner una lavadora con materiales sintéticos?

Un equipo de esta universidad estuvo durante 12 meses analizando lo que pasa cuando se lava cierta cantidad de materiales sintéticos a diferentes temperaturas en lavadoras domésticas, utilizando diferentes combinaciones de detergentes para cuantificar las microfibras que se desprenden.

Descubrieron que, en cada lavado, se pueden liberar más de 700.000 fibras de microplásticos al medio ambiente.

En cada lavado, se liberan miles de micropartículas de plástico que no llegan a eliminarse en las plantas de depurado y contamina el mar.

El culpable: el tejido acrílico, porque desprende cerca de 730.000 pequeñas partículas sintéticas en cada lavado, cinco veces más que los tejidos mixtos de poliéster y algodón y cerca de 1,5 veces más que el poliéster. Este tejido se puede encontrar en prendas de vestir, mantas, alfombras, hilos, etc.

“Diferentes tipos de tejidos pueden tener niveles muy diferentes de emisión”, explica Richard Thompson, profesor de biología marina en la Universidad de Plymouth, que ha dirigido la investigación con la estudiante de doctorado Imogen Napper. “Necesitamos entender por qué algunos tipos de telas liberan considerablemente más fibras que otras”.

Las microfibras componen el 85% de los desechos humanos en las costas de todo el mundo

Estas microfibras llegan a través de las aguas residuales domésticas hasta las plantas de tratamiento de aguas. Allí, algunos de estos mínimos fragmentos de plástico son capturados por los lodos residuales. El resto, llegan a los océanos y contamina el mar. ¿Y qué ocurre? Los estudios confirman que la cadena alimentaria marina está profundamente contaminada. Desde su raíz, los microorganismos que componen el plancton marino comen estas microfibras y microplásticos, se acumulan en el tracto digestivo de los animales y reducen la capacidad de algunos organismos para absorber la energía de los alimentos de una manera normal, llegando incluso a un cambio hormonal en las especies que lo ingieran.

“Estos plásticos diminutos son exactamente la punta del iceberg de una estimación de 12 millones de toneladas de plástico que llega cada día al mar”, explica Louise Edge, defensor de los océanos en Greenpeace Reino Unido.

Nos preocupamos por reciclar, por no emitir gases contaminantes, por cuidar el medio ambiente en general, pero no somos conscientes de poner una simple lavadora puede acabar con parte de nuestra fauna marina.

El forro polar, una de las prendas que más contamina el mar

Los típicos forros polares son los más peligros, los que más contaminan. Y es que la presencia de microfibras en estas prendas es más elevada que en cualquier otra.

Un estudio publicado en junio por la Universidad de California en Santa Bárbara, en colaboración con la empresa de ropa Patagonia, halló que cada lavado de una chaqueta de lana sintética liberaba una media de 1,7 gramos de microfibras.

Las microfibras no están solo en la ropa

Pero las microfibras se encuentran en más productos de nuestro día a día. En tu casa pones la lavadora, quizás el lavavajillas, te duchas, te cepillas los dientes, te aplican alguna crema o cosmético, etc. Y, quizás, no sepas (a partir de ahora sí) que de tu casa y la mía salen a diario microfibras al medioambiente.

Una sola prenda de ropa sintética que metemos en la lavadora libera 1.900 microfibras de plástico; un solo cepillado de dientes aporta miles de microesferas de poliestileno, al igual que muchas cremas faciales y exfoliantes

¿Qué hacemos para evitar la contaminación de las microfibras?

Ahora mismo, los sistemas de depuración hacen lo que pueden, pero no están preparados para absorber todos los materiales. Por ello, la única solución posible es evitar que sigan llegando al mar. A su vez, la única manera que existe para evitarlo es no utilizarlos. ¿El gran problema? Que realmente no sabemos qué tipo de productos que utilizamos cotidianamente los contienen y si existen alternativas.  Ser conscientes del problema y sus consecuencias es el primer paso.  Para ello, tenemos una primera herramienta útil en este enlace, que nos permite conocer apenas la punta del iceberg y saber si algunos productos los contienen o no.

Posibles soluciones caseras para mitigar la liberación de microfibras

Con cada lavado, no solo gastamos desde 42 a 62 litros de agua y varios decilitros de jabones químicos, sino que arrojamos miles y miles de fibras al mar… que pueden acabar en los estómagos de otros animales.  Aquí te mostramos algunos sencillos consejos que pueden ayudar a que nuestra lavadora no contamine tanto.

Llena tu lavadora al máximo: lavar una carga completa reduce la fricción entre las prendas de ropa y, por lo tanto, se soltarán menos fibras.

Usa detergente líquido en vez de en polvo: la función ‘exfoliante’ de los granos del detergente en polvo hace que se liberen más fibras que con detergente líquido.

Usa suavizante: determinados ingredientes del suavizante reducen la fricción entre las fibras, así que la emisión se reduce.

Lava a bajas temperaturas: cuando lavamos la ropa a altas temperaturas, algunos tejidos se dañan, por lo que se emiten más fibras.

Evita lavados muy largos: las coladas largas causan más fricción entre los tejidos, por lo que también lleva a que la ropa suelte más fibras.

Seca la ropa a bajas revoluciones: las altas revoluciones aumentan la fricción entre las prendas de ropa, resultando en más riesgo de liberación de fibras.

Evita comprar ropa hecha con materiales sintéticos y opta por la lana, el algodón, el lino, la seda, el cachemir o otros tejidos naturales.

Las empresas del mundo textil tienen una gran responsabilidad

Lo que está claro es que las empresas del mundo textil tienen que responsabilizarse de lo que producen, hasta donde llega su huella ecológica y lo que contamina el mar. Los gobiernos tienen que tomar cartas en el asunto y nosotros tenemos que cambiar nuestra forma de actuar frente al plástico. Ya el Reino Unido ha anunciado una prohibición sobre las microesferas de plástico en cosméticos y productos de limpieza que tendrá efecto a finales de 2017, mientras que Estados Unidos las prohibirá a mediados de ese mismo año.

Mira este simpático spot del proyecto europeo Life-mermaids.eu para concienciar sobre el problema de las microfibras.

Fuente:

La información fluye desde ehowenespanol.comelpais.comactividades-mcp.es y eldiario.es

Shares

3 Comments

  1. […] que han transformado completamente el planeta. Nos presenta también  la forma en la podríamos prevenir la desaparición de especies en peligro de extinción, ecosistemas y comunidades indígenas en todo […]

  2. Mirsa Chirito Zea dice:

    Excelente mensaje, comenzaré a tener en cuenta el cuidado de mi planeta. Desearía ser parte de este estudio y colaborar en la difusion de estos mensajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR