Muévete por el clima, los desafíos de Canarias contra el cambio climático
8 noviembre, 2016
Las malas condiciones de saneamiento y el agua insalubre matan a 315.000 niños cada año
18 noviembre, 2016

«Vivir en una isla y solo mirar al mar como elemento de ocio es un poco absurdo»

Charlamos con Manuel Ruiz, co-fundador de Marine Park y socio fundador de la empresa ECOS Canarias Estudios Ambientales y Oceanografía S.L., sobre economía azul, medio ambiente, sostenibilidad y las oportunidades de negocio que tiene Canarias en el sector de la innovación.

Marine Park, espacio de innovación marina

Vamos paseando por la playa de las Alcaravaneras, nos encontramos un buen grupo de chavales practicando deporte en la arena, las canchas están ocupadas y nos sorprende un letrero de colores sobre uno de los locales de la playa que dice «Marine Park». Nos entra la curiosidad por saber qué es, llamamos a la puerta y nos recibe Manuel Ruiz, co-fundador de este «espacio colaborativo». ¡Vamos a fluir!

Hola, Manuel, ¿qué es Marine Park?

Es una comunidad que surgió en 2014 en las oficinas de Ecos Canarias, en los Tarahales, le dimos una vuelta y de 200 y pico metros que teníamos generamos este espacio de coworking, que fue el primero específico del sector marino en Europa. Pretendíamos meter bajo el mismo techo empresas de diferente índole que estuvieran relacionados con el mar. Que cualquier persona o empresa vinculada con el sector marino tuviera un lugar donde poder desarrollar proyectos. De ahí nos mudamos a este enclave como es la playa de las Alcaravaneras.

manuel-ruiz-marine-park-alcaravaneras

¿Y qué ofrece este espacio en comparación con otros similares?

No solo la comunidad en sí, ya que tenemos nueve empresas del sector marino, no solo esa especificidad, sino que también tenemos un laboratorio, un taller, es decir,  zonas no habituales en un espacio de coworking, mas enfocadas al sector y a que puedan juguetear con lo que desarrollan.

Y Canarias en general, ¿qué le puede dar a los emprendedores de este sector?

Solo hay que mirar por la ventana. Además, aparte del clima y todas bondades que se están vendiendo desde el Cabildo de Gran Canaria para traer gente, nómadas, etc; en la parte marina, Canarias, tanto geográfica, como estratégicamente te permite acceder al mar los 365 días del año. Para desarrollar prototipos y equipos es muy interesante porque te permite acceder a grandes profundidades cerca de la costa. Suelen venir empresas y universidades del norte de Europa a testar equipos, porque ellos para llegar a 3000-4000 metros de profundidad tienen que pasarse un día entero navegando y aquí lo tienes a escasas horas. Todo eso, al final, te hace más eficiente el trabajo y más rentable.

En ese sentido, Canarias tiene esas ventajas que, unidas a las potentes ventajas fiscales en investigación y desarrollo, permiten generar un ecosistema de desarrollo de proyectos marinos, muy potente.

Vivir en una isla y solo mirar al mar como elemento de ocio es un poco absurdo.

Y las empresas e instituciones isleñas, ¿son conscientes de las potencialidades de la economía azul en Canarias?

Poco a poco, cada vez más. Canarias se está convirtiendo en un referente paso a paso. Las administraciones cada vez se hacen más eco de nuestros beneficios. A nivel europeo hay estrategias muy definidas para el desarrollo de la economía azul, tienen un departamento específico para asuntos marítimos, el Programa Horizonte2020 y convocatorias específicas en ese sentido. En Canarias también las administraciones también han elegido desarrollar el sector marino. Entonces, cada vez más se están dando cuenta de que aquí hay una herramienta.

Vivir en una isla y solo mirar al mar como elemento de ocio es un poco absurdo. Realmente tenemos muchas potencialidades y oportunidades para desarrollar proyectos, para vivir del mar de una forma sostenible.

¿Es una moda pasajera los espacios de colaboración o este modelo ha llegado para quedarse?

Al final, de lo que se trata es de tener mucha gente pensante y que tenga las mismas inquietudes en el mismo espacio, donde si yo tengo una idea y tengo una duda puedo comunicarlo en un espacio pequeño a otro que pueda darme una visión y podemos sacar un proyecto de forma sencilla. Lo que tratan estos espacios es generar sitios donde los encuentros espontáneos sean más fáciles. Nosotros como empresa hemos estado varios años en el Parque Tecnológico de la Universidad de Las Palmas, que son despachos de 20 metros cuadrados y si no te apetece, no ves a nadie alrededor, no se genera esa colaboración.

Aquí, yo llego con una idea, lo hablo con los compañeros y nos ponemos a pensar en un proyecto. De lo que trata es de generar sinergias y colaboraciones. De forma individual a todos nos costaría más, en cambio, si formamos una buena comunidad, un buen ecosistema, es más sencillo. Podemos ir a grandes convocatorias, sacar un proyecto entre varios, etc…

marine-park-manuel-ruiz-mar

 

¿Qué proyectos nacidos de esta incubadora están funcionando en la «vida real»?

Hemos tenido proyectos europeos, como por ejemplo uno de ECOS Canarias, en el que desarrollamos pienso para peces con flotabilidad positiva para evitar la contaminación en las jaulas de engorde. Otra empresa tiene proyectos de robótica y después hay muchos proyectos pequeños que estamos desarrollando de forma conjunta, todavía sin financiación, prototipos para llevarlos a cabo.

Por otro lado, desde Marine Park impulsan también acciones como el Blueweekend.org, eventos cortos tipo hackathón para el desarrollo de proyectos en el sector marino. ¿Qué resultado dio su primera edición allá por el mes de mayo?

Ha sido un giro, nosotros creamos Marine Park en 2014 y pasaron 6 meses hasta que llegaron las empresas a ocupar el sitio. Ahora mismo no existe una cultura empresarial ligada al mar de forma clara, no es tan sencillo. Como vimos que costaba, comenzamos a cambiar un poco el enfoque. Ya no solo era tener un espacio, sino generar acciones que dieran una sacudida en el entorno y que vieran que el mar es algo más. En ese instante, empezamos a desarrollar diferentes tipos de actividades, unos de ellos es el Blueweekend, donde pretendíamos una reunión de hackers, programadores y gente con inquietudes que quisieran desarrollar cosas y se plantearon tres retos a solucionar en el sector marino.

Al final, conseguimos reunir en FIMAR a cincuenta personas desarrollando prototipos, con impresión 3D, electrónica, etc. Ahora vamos a hacer otro hackathón en Tenerife del 18-20 de noviembre.

Después, como se nos hizo poco, diseñamos también un programa más largo, el Bluecamp, un programa intensivo de emprendimiento del sector marino. Pretendemos en 3 meses dar herramientas a la gente que sale de carreras como Ciencias del Mar o las ingenierías, que no tienen esa formación empresarial. Que conozcan las oportunidades de negocio, sondear el mercado,  desarrollar la idea y que sea su forma de ganarte la vida. Estamos ahora buscando nuevos patrocinadores para sacarlo adelante, creemos que ese tipo de programas es el camino para fomentar el desarrollo de empresas del sector marino. La idea es que después salga masa crítica para generar economía alrededor del mar.

Aparte de que se puedan unir a Marine Park, ¿han recibido ofertas de otras empresas para adquirir esos proyectos?

Desde que nos hemos mudado a este espacio hay una «espalda de gente». El local lo cedió el Ayuntamiento, Sodecan pagó la reforma y nosotros lo gestionamos. Aquí, en las Alcaravaneras, estamos empezando a tener convenios de colaboración con empresas del Puerto de Las Palmas para fomentar la I+D. El objetivo de Marine Park es convertirse en un departamento de muchas empresas a nivel marino.

marine-park-economa-azul

También eres cofundador de ECOS Canarias, una consultora que ofrece servicios de asesoramiento ambiental e I+D tanto a empresas privadas como a organismos públicos. Desde tu experiencia, qué sector se muestra más responsabilizado por los problemas medioambientales, ¿el público o el privado?

Trabajamos con los dos, la responsabilidad en sí se basa en exigencias. Al privado se le exige cumplir una serie de requisitos ambientales y se lo reclama la administración, a la que a su vez la ciudadanía le exige que cumpla esos requisitos. Cada vez hay más empresas que tienen en cuenta la parte ambiental, antes éramos unos bichos raros y más si te especializas en el sector marino. Cada vez hay más empresas más concienciadas.

Un ejemplo, el que te comenté de las empresas con jaulas marinas. Realmente empiezan a darse cuenta de que si no cuidan su entorno, ahí van a  vivir sus peces, su producto no mejora, etc.

Muchas veces, las empresas no hacen seguimientos ambientales porque no hay un castigo o una sanción clara. A lo mejor le sale más rentable hacer la trampa, pero por lo general están concienciadas poco a poco.

¿Qué soluciones o consejos de ECOS canarias podemos ver en nuestro día a día?

Nuestro punto fuerte de negocio son las vigilancias ambientales, también los estudios medioambientales, pero nuestro equipo viene de la investigación y lo llevamos dentro. Cuando pasamos tanto tiempo en el mar o damos un paseo en el campo, lo que queremos es mejorar las cosas. Nuestro proyectos van enfocados a solucionar impactos y problemas medioambientales que hemos visto. Como el tema del pienso de peces.

El pienso cae al fondo, porque los peces no siempre comen igual y se acumula, esa acumulación genera contaminación, por eso se nos ocurrió un pienso que flotara. Otro fue el de eliminar el 97% de la salmuera en el medio marino que llega a través de la desalación, lo hicimos con el reductor Venturi, trabajando en ese proyecto con ITC, la patente. Buscamos que el  I+D se dedique a solucionar problemas. Aplicar el conocimiento a mejorar.

Antes nos decías que sí, que las instituciones son conscientes de la necesidad en invertir en I+D, sin embargo, vemos como el ITC está prácticamente paralizado.

Son monstruos institucionales que tienen mucha carga para el Gobierno de Canarias. Tienen unos departamentos tecnológicos con mucho trabajo, creatividad, desarrollan trabajo de patentes,  etc., pero tienen una carga administrativa muy grande. Quizás está sobredimensionado en ese sentido, por eso se le quiere dejar a un lado, es mi opinión. Nosotros trabajamos con el ITC y tiene una capacidad de desarrollo y de proyectos, casi todos, con financiación externa, que no dependan del gobierno, el coste no está ahí, la parte que tiene que poner el gobierno es la administrativa y quizás sea más compleja.

Y los ciudadanos canarios, ¿qué nota nos pondría a la hora de preservar nuestra sostenibilidad y medio ambiente?

Tenemos mucho que mejorar. Nos aprobaría por ser optimista pero estamos muy raspados. Nos falta muchísimo para que de forma general tengamos una conciencia ambiental clara, nos falta educación.

Empresas ubicadas en Marine Park

ECOS Estudios Ambientales y Oceanografía (www.ecoscanarias.com)

LPA Fabrika Maker Space (www.lpafabrika.com)

Subsea Mechatronics (www.subseamechatronics.com)

Sensor Lab (www.sensorlab.es)

Deep Marine (www.deep-marine.es)

Topografía Vidania (www.topografiavidania.com)

Triple Helix (www.3hlx.com)

Divisek Systems (www.divisek.es)

Instituto Tres Cuartas de Formación Offshore (www.trescuartas.com)

Comments are closed.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR