La Fundación Acuorum conciencia a alumnos sobre la contaminación marina y la importancia de la conservación del litoral
1 abril, 2019
Santa Lucía apuesta por la educación y sensibilización medioambiental
4 abril, 2019

La playa del Hierro sufre el expolio de los instagramers

Si hace unos meses te comentábamos que la playa del Hierro, situada al norte de Fuerteventura, se había hecho viral por sus famosas algas calcáreas que parecen roscas/cotufas, ahora esta fama se le ha vuelto en contra por el expolio que está sufriendo de los instagramers.

La playa del Hierro sufre el expolio de los instagramers

La playa del Hierro, situada al norte de Fuerteventura, entre Majanicho y El Cotillo, se volvió el año pasado famosa y viral por su peculiar arena, que no es tal, sino algas calcáreas que parecen roscas/cotufas. Tan ha sido su viralidad en Instagram, a través del hashtag #poccornbeach, que muchos de los visitantes a la playa se están llevando estas famosas algas.

Según el diario El País en su crónica ‘La condena de hacerse popular en Instagram para una playa de Fuerteventura’, este paraje está sufriendo un expolio diario que supera los diez kilos al mes.

Hoy en día, el hashtag #poccornbeach ya tiene más de 1.100 fotografías publicadas en Instagram en las que la gran protagonista es la «palomita de maíz» de Fuerteventura.

Para paliar este efecto pernicioso para la playa, el Ayuntamiento de La Oliva se ha visto obligado a poner una campaña de concienciación medioambiental que acabe con la moda de vaciar esta playa.

Isaí Blanco, alcalde del mencionado municipio, explica que la población local suele llevarse los trozos de coral blanco para decorar sus viviendas. Aunque reconoce que en los últimos años “se está saliendo de madre y se los están llevando con cubos”.

Por otro lado, el pasado mes de febrero, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria puso en marcha una investigación específica sobre los fondos marinos poblados por los rodolitos, algas rojas que han convertido a las costas de las Islas en reclamo turístico. Los resultados de la investigación llevada a cabo por los miembros de Ecoaqua aportará más información de gran utilidad para la gestión y conservación de estos ecosistemas marinos, así como para cuantificar el grado de contribución de los fondos de rodolitos del archipiélago en la lucha contra el cambio climático.

El Ayuntamiento de La Oliva pone en marcha medidas de concienciación medioambiental

Lamentablemente, su fama repentina ha condenado la conocida como la playa de las cotufas -también denominada roscas y palomitas- y, actualmente, los visitantes se están llevando unos diez kilos de estas piezas al mes, según recoge este lunes el diario El País. Por su parte, el Ayuntamiento de La Oliva ha puesto en marcha campañas de sensibilización dirigidas tanto a turistas como residentes para evitar los expolios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR