creativos del sector de la moda se forman en la palma
La Palma crea una escuela digital para creativos del sector de la moda
27 mayo, 2020
La funda solar que recarga coche es de una compañía francesa
Una funda solar que recarga un coche eléctrico mientras está aparcado
28 mayo, 2020

Opinión | La producción científica: cantidad vs. calidad

“Te juzgarán por cuánto has hecho, no por cómo lo has hecho”, escribía Pío Baroja en su novela Las inquietudes de Shanti Andía. Y no muy alejado de esta reflexión se encuentra cómo se valora la trayectoria científica de un investigador. Ya sea para obtener fondos o para acceder a un puesto de trabajo, un número elevado de artículos científicos publicados se ha convertido en sinónimo de eficiencia, productividad y en definitiva representa el aval de que eres apto para recibir financiación u ocupar el puesto al que aplicas.

Tanto es así, que a la comunidad científica se les evalúa la productividad en función de ciertos índices matemáticos, los cuales atienden a fundamentalmente a dos criterios esenciales: el número de artículos publicados (cantidad) y el prestigio de la revista (citaciones y/o impacto), olvidando por completo que el oficio de investigador no es otro que generar conocimiento.

Sin embargo, este procedimiento de evaluación aceptado casi unánimemente por la comunidad científica no está exento de inconvenientes, empezando por decidir si la producción debe ser valorada en términos absolutos o relativos. Es decir, si las publicaciones deben ser evaluada como un número total o este número puede estar determinado por características como el momento de la carrera científica en el que te encuentres, el tamaño del grupo y los fondos presupuestarios del grupo de investigación, las infraestructuras del centro de investigación donde se desarrolla la investigación u otras circunstancias que afectan directamente al desarrollo del trabajo como son la maternidad/paternidad o el sufrimiento de alguna dolencia.

Además, un número alto de artículos científicos publicados no implica necesariamente concluir en descubrimientos trascendentes o que sean de interés para la comunidad científica.

Y tanto se ha primado la cantidad frente a la calidad que el fraude en las comunicaciones científicas está a la orden del día.

Plagio, mala praxis y errores han llevado a que cientos de publicaciones científicas sean retirados o retractadas. Un caso tan curioso como el investigador japonés que falsificó datos en casi 200 estudios[1], es un ejemplo sonado de fraudes científicos donde una vez más la cantidad es el foco del problema.

Por otra parte, algunas organizaciones están avanzando hacia las evaluaciones donde se valore más las publicaciones “importantes” o con un alto factor de impacto frente al número de ellas. Si bien esto hace más hincapié en la calidad que en la cantidad, puede crear la oportunidad de que surja un nuevo problema en forma de un desajuste entre las concepción del solicitante y del comité de selección sobre lo que constituye un artículo de alta calidad.

Sin duda, nos queda un largo camino que recorrer para encontrar el punto de inflexión de las valoraciones de la trayectoria científica. La Slow Science Academy de Berlín en un manifiesto publicado en 2010 subrayaba que  “la ciencia necesita tiempo para pensar. La ciencia necesita tiempo para leer y tiempo para fallar”.  Los avances científicos se cocinan a fuego lento y ahora toca reflexionar sobre la disyuntiva de decidir si la investigación debe favorecer el la generación de conocimiento de calidad y que genere un progreso a la humanidad, o queremos seguir engrosando nuestros currículos de los grupos; en definitiva, debemos pensar si se investiga para descubrir o para publicar.

Por Fátima Herrera-Mesa | Alcalá, Tenerife

Investigadora en neurociencias | Linkedin

El contenido de los artículos publicados en «Opinión» es de responsabilidad de los autores y no refleja la opinión o posición de Canaragua.

***

Si tú también quieres participar en esta sección, escríbenos a prensa@fluyecanarias.com, poniendo en el asunto “Fluye + el tema sobre el que nos quieras hablar”.

***

[1] https://www.nature.com/news/retraction-record-rocks-community-1.11434

Comments are closed.