Manolo González es escultor de Las Palmas de Gran Canaria
Manolo González, Escultura | FluyeArtistas
22 junio, 2020
Alexis Ravelo es escritor de Las Palmas de Gran Canaria
Alexis Ravelo, Literatura | FluyeArtistas
25 junio, 2020

Nacho González, Fotografía | FluyeArtistas

Nacho González es fotógrafo especializado en cultura y turismo

Nacho González es un fotógrafo nacido en Las Palmas de Gran Canaria. Su especialidad son los eventos culturales y la fotografía turística. De hecho, muchísimo material de conciertos, teatro y otros espectáculos que ves en las redes suelen llevar su firma. Lo mismo pasa con la fotografía de las islas, especialmente, de Gran Canaria.

Tras el escultor Manolo González, es el turno ahora de Nacho González en la serie de entrevistas de #FluyeArtistas, en la que nos desvela cómo ha sido el confinamiento y las inquietudes sobre el futuro próximo de uno de los fotógrafos más reconocidos de Canarias.

El banco de imágenes de Turismo de Gran Canaria, ampliado con recursos únicos en ausencia de residentes y turistas

Nacho González | Fotografía

¿Cómo era, hasta la declaración del Estado de Alarma, tu rutina de trabajo? ¿Cómo era “un día en la vida de”?

Mi antigua normalidad era la contraria al Estado de Alarma. Vivía permanentemente fotografiando eventos multitudinarios (conciertos, inauguraciones, congresos, ferias, festivales…). Viajes, horas de edición nocturnas, correos, wetransfer….Todo. Las 20,30h era mi hora cumbre: siempre había un concierto, inauguración, conferencia o actividad que fotografiar.

¿Cómo cambió ese plan de trabajo “normal” con la llegada del COVID-19 y, en especial, con el estado de alarma y confinamiento de la población? ¿A qué te está costando adaptarte?

Todo mi mundo se paró. El 3,4 y 5 de marzo estuve en Berlín trabajando para la Consejería de Turismo. El 8 de marzo hice mi último concierto en el Auditorio. A partir “cero”. No hay eventos, no hay fotografías.

He tenido la suerte de hacer un trabajo de paisajes parea el Patronato de Turismo “Gran Canaria inédita”. Hemos recorrido los lugares más significativos de la isla buscando la belleza de la naturaleza al recuperarse durante estos 2 meses de parón. Ha sido una gran experiencia ver y fotografiar paisajes como las Dunas de Maspalomas intactos, puros y sin huella humana. Hemos salido a trabajar con precaución, autorizados y con algo de miedo los primeros días. Nos pararon en numerosos controles pero siempre hubo un trato muy correcto.

La tecnología está siendo la salida para muchos profesionales y, muy en especial, para los artistas, sobre todo con las videoconferencias (y más cosas). ¿La has utilizado para tu trabajo? ¿Qué respuesta has tenido de tu público?

Los primeros días de confinamiento absoluto los aproveché para hacer y compartir fotos “desde mi ventana”. Aproveché también para hacer time lapses desde mi casa con gran aceptación y repercusión desde mis perfiles. Siempre he intentado transmitir positivismo y energía en estos post. Por lo demás, como todos, he hecho un master en videoconferencias y plataformas: skype, zoom, webex, whatsapp…. Entre las reuniones profesionales, los cumpleaños, las clases de los niños ha sido un “no parar”.

Probablemente, todo esto te afectará también a nivel económico, ya sea en actuaciones/ventas/exposiciones (esto depende de tu disciplina artística correspondiente). ¿Te preocupa más la situación actual o lo que “se viene” ahora?

Me preocupa el futuro. El mundo se ha parado de una manera global. Poner toda la maquinaría en marcha será lento y pasará por inevitables protocolos de higienes, seguridad, distancia… Pasará mucho tiempo antes de que volvamos al multitudinario mundo al que estábamos acostumbrados. Si no hay eventos, si no hay cultura, si no hay música, si no hay público será difícil trabajar en el campo que me muevo yo.

Hay que poner en marcha todo el entramado cultural con los artistas locales. Tendremos que redefinir los espectáculos con pequeños aforos, con producciones que no conlleven mucha logística y que sean económicamente sostenibles.

Entrando más en materia de este blog, curiosamente, el confinamiento está resultando un respiro enorme para el planeta: el mar, los montes, el aire se están renovando. Quizás esto debería significar una mayor conciencia medioambiental, pero ¿confías en que estemos aprendiendo o crees que volveremos a ser “los mismos de siempre”?

Me muevo entre una dicotomía: he tenido la suerte de pasarme dos noches de este confinamiento en las Dunas de Maspalomas. La falta de actividad hotelera ha traído, entre otras cosas, una menor contaminación lumínica y hemos podido fotografiar la Vía láctea sobre este icónico paisaje. Increíble ver las Dunas con sus rizos y ondulaciones naturales. Esos días al amanecer vi bandadas de gaviotas, peces nadando libres en la orilla cerca del Faro, al mismo tiempo que en otras partes del archipiélago fueron vistos delfines y cetáceos cerca de la costa. Era evidente que el mundo nos estaba pidiendo una tregua.

Días pasados, he vuelto con mis hijos y me ha entristecido ver todo pisoteado de nuevo. Colillas, compresas, latas, botellas botadas por todos lados. En Arinaga, al mismo tiempo, ya ha aparecido la primera ballena muerta golpeada por algún barco.Todo esto sin turismo, sin las actividades que conlleva, con lo que los responsables somos los propios canarios. Me resulta muy triste ver la falta de educación y civismo de parte de los habitantes de esta isla. Soy pesimista a ese nivel. Falta conciencia y memoria.

La cosa está peliaguda con el turismo. Pero los viajes de ciudad son viajes culturales. Uno va a ver museos, arquitectura, conciertos, teatro, etc. ¿Cómo crees que podría la cultura añadir más valor al turismo en Canarias?

Creo que todo pasaría por redefinir nuestro modelo de explotación turística. El modelo del “todo incluido” barato nos nos beneficia. Viajar será más caro y en cualquier caso el dinero de ese modelo turístico se queda casi todo en el origen no en el destino. Tenemos potencial para ofrecer un destino turístico menos masivo y agresivo donde la experiencia personal y el disfrute será básico. La cultura tiene que ser clave en ese modelo.

El Festival de música de Canarias, el de Ópera, el Festival de Jazz, la danza, el teatro, los Museos son reclamos turísticos de primer nivel. Hay que consolidarlos. Yo lo veo en el Auditorio, en el teatro o en el CAAM, donde es frecuente ver a personas extranjeras disfrutando de todos los eventos programados.

Un referente en tu disciplina

¿Uno nada más? 😉 Yo vengo de la vieja escuela. Me quedo con Cartier Bresson, su 35mm y su instante decisivo. Con Annie Leibovitz en su época de reportera de la revista Rolling Stone y sus espectaculares retratos. Ansel Adams y sus paisajes en blanco y negro… A nivel nacional, Chema Madoz, Cristina García Rodero, Joan Fontcuberta, Tino Soriano, Natan Sans… Y si te hablase de fotógrafos canarios, la cosa se complica aún más. El nivel de la fotografía en Canarias es absolutamente espectacular. Sería muy injusto dar unos pocos nombres.

Si existiera el Premio Nobel del Medio Ambiente y la Sostenibilidad, ¿a quién se lo darías?

Creo que las grandes revoluciones empiezan por lo cercano. Cada uno tiene un compromiso y una acción con su entorno. Si tuviera que personalizar le daría, por ejemplo, al único pastor con ganado trashumante permanente de la isla: Miguel Moreno.

Todo lo vivido este año me lleva a él. Los incendios y la pandemia global hace que piense en lo local, en la soberanía alimentaría, en el respeto a la naturaleza y en el valor de las “cabras bombero”.

Un rincón de Canarias (playa, bosque, barranco, ciudad…)

Agaete, ¡siempre Agaete! Tiene de todo. Buena gente, buena luz, buen clima, buen mar, buena fiesta, buena comida, buena cerveza, buenos manises… ¡qué más se puede pedir!

El próximo viaje fuera de Canarias te gustaría que fuera a…

Ufff, hay tantos sitios. Teníamos un viaje familiar a Galicia en Semana Santa que se quedó en barbecho. Me encantaría recorrer el norte de España con mi chica y mis niños.

Una conducta de las personas que te moleste (pensando en términos de sostenibilidad, medio ambiente, turismo, etc.)

El egoísmo, el cortoplacismo y la falta de educación en todo lo referente al paisaje y al territorio. Desde el especulador urbanístico, pasando por el tiralavadoras por barranqueras o al matado tiralatas o colillas playero.

Y una conducta tuya en la que tú crees que podrías mejorar.

En casa, nos estamos planteando usar filtros purificadores del agua de abasto para usarla para beber y cocinar y evitar tanto trapicheo de garrafas y plásticos.

Un hábito sencillo para ahorrar agua

Los canarios somos muy conscientes del valor del agua y aplicamos diariamente esta cultura. Un hábito sencillo en casa es usar el mismo vaso para beber durante todo el día para evitar lavar vasos innecesariamente.

Nacho González, Artista

Puedes seguirlo en  Facebook ∞ Instagram

Deja una respuesta